Palabra de Vida Imprimir



Introducción: Desde los tiempos antiguos, Dios buscó maneras para llegar nuevamente al corazón del hombre, después de ser expulsado
de la Presencia de Dios.
[Génesis 3,23-24 - Romanos 3,23-24 - Romanos 6,23].




Aviva el Fuego

"...Te recomiendo que avives el fuego del don que Dios te dio cuando te impuso las manos. Pues Dios no nos ha dado un espíritu de temor, sino un espíritu de poder, de amor y de buen juicio." [2 Timoteo 1,6-7] Son Palabras que San Pablo les da al joven Timoteo.


ROMANOS 12,1

"Ofrezcan su propia persona como un sacrificio vivo y santo capaz de agradarle a Dios"

Introducción, Dios Padre, prometió un “avivamiento a su tierra” el cual vendrá acompañado con señales, y tales señales serán comprobadas por Jesús. La manifestación de Dios, a través de Cristo, el Espíritu Santo es el comprobante de la promesa. Mencionemos uno de los frutos del Espíritu Santo. Hay que reconocer que es un Don dado por Dios en Cristo y para Cristo. No hay que pagar para recibir este FUEGO, gratuitamente lo puedes tener, pero hay que cuidarlo, echándole leña para que no se apague.

3 Puntos para vivir con el fuego del Espíritu Santo.

1. Bautizarse en el Agua [Ref. San Mateo 3,11]
”Yo, en verdad, los bautizo con agua para invitarlos a que se vuelvan a Dios; pero el que viene después de mí los bautizará con el Espíritu Santo y con fuego. Él es más poderoso que yo”

2. Orar siempre sin desanimarse
A) ”Estén siempre contentos. Oren en todo momento. Den gracias a Dios por todo, porque esto es lo que él quiere de ustedes como creyentes en Cristo Jesús. No apaguen el fuego del Espíritu."[1 Tesalonicenses 5,16-19]

B) “Manténganse despiertos y oren, para que no caigan en tentación. Ustedes tiene buena voluntad, pero su cuerpo es débil” Jesús le seguía insistiendo a que oraran…[San Mateo 26,41]

3. Cuando Jesús sube al cielo ¿qué sucedió?
”Y mientras los bendecía, se apartó de ellos y fue llevado al cielo. Ellos, después de adorarlo, volvieron a Jerusalén muy contentos. Y estaban siempre en el tempo, alabando a Dios”. Ellos estaban sólos ahora sin Jesús pero aún ahí se mantuvieron firmes en espera del Espísitu Santo (el fuego de Dios).

A) Pablo, quien le escribió al pueblo de Tesalónica, le dice que se mantuvieran “despierto siempre, contentos y en oración”. Jesús ya lo había anunciado primero a los Apóstoles, cuando ascendió al cielo. “Después de adóralo, volvieron a Jerusalén muy contentos”.

Ya entiendes por qué un Cristiano no debe de alabar a Dios unicamente cuando siente a Dios, aun cuando no sintamos a Dios, si tiene animo o no, hay que hacerlo siempre, aunque te sientas más frío que un pedazo de hielo. Porque Jesús no es un sentimiento es una persona REAL, y está viva y llena de poder, y quiere verte siempre avivando el fuego de su Espíritu. Y si todavía tienes dudas de que es REAL, Dios da “una prueba de su Espíritu”. [ 1 Corintios 11,7-8]

Atención, Cuando el enemigo encuentra un espacio entre “Tú y Dios”, por falta de oración, el adversario, el diablo entrará para arrancar lo sembrado en ti. La fe y la oración.

"Pero tú, cuando ores, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora a tu Padre que está allí a solas contigo. Y tu Padre, que ve lo que haces en secreto, te dará tu premio”. [Mateo 6,6]

Jesús dijo, “Mi Padre me ha entregado todas las cosas” y el Versículo 29. “Acepten el yugo que les pongo, aprendan de mí, que soy paciente y de corazón humilde; así encontrarán descanso. Porque el yugo les pongo y la carga que les doy a llevar son ligeros”.
[San Mateo 11,27 ; 29-30]

Daniel oró "antes". Jonás oro "después", después de que lo precipitaron por la borda, después de haber sido tragado por un pez grande. Entonces fue cuando oró "después". Si Jonás solo hubiera frecuentado el aposento de oración para empezar, nunca hubiera entrado en el barco equivocado. ¿En cuantos barcos equivocados has estado porque has omitido u olvidado tu encuentro con Dios? ¿Cuantos barcos han perdido su cargamento porque estabas dormido, cuando deberías de haber estado orando? ¿Cuanto cargamento has perdido tú mismo por falta de oración?

Mi querido hermano, Tú y Yo necesitamos, orar, tener comunión con Dios, eso fue lo que Adán y Eva perdieron por pecar, fueron apartado, y por amor, Dios Padre envió su Hijo a que recobremos ese primer amor, esa primera comunión a través de Cristo.

…La palabra conocimiento viene de “conocer”. ¿Cómo tú adquirirá conocimiento de Dios, si no ora y lee su Palabra. Si Jesús prometió enviar su Espíritu, óseas que si no tenemos conociendo de él (la palabra) como vamos a recibir su FUEGO. Si Jesús es la Palabra que nos quiere decir el Profeta Jeremías en el capitulo 23,29.”Mi palabra es como el fuego, como un martillo que hace pedazos la roca. Yo, el Señor, lo afirmo.

Mientras preparaba este tema, Dios me habló fuertemente, para que su pueblo sepa que nosotros necesitamos tener su FUEGO DEBORADOR el que hace correr al diablo de tu vida, aquel que nos causa las opreciones.

Yo, mi querido , si recordamos lo sucedido de la Torre Gemelas en Nueva York, aparentemente los hierros o aceros utilizados para las torres, supuestamente podían aguantar alta temperatura de caliente es decir (FUEGO), y no fue así, lo que quiero decirte es que las palabras de Jesús a los falsos profetas, en Jeremías, es de que su Palabra es como el fuego, que ase pedazos la roca. La roca puede ser nuestro corazón, que muchas veces esta duro como una roca pero el fuego lo puede romper.

Entiendes más, por que necesitamos el FUEGO DEL ESPIRITU activo en nosotros, para demoler las maniobras del diablo. Aunque él no tiene poder sobre ti, pero si puede poner pensamientos negativos. Tal como pretendió hacer con Jesús en el desierto, tentándolo 3 veces mentalmente, y Jesús lo venció con la Palabra. Esto que te hablo es parábola tal como Jesús le hablaba a su pueblo. Lo que quiere decir es que las Palabra de Dios se están cumpliendo siempre más en estos tiempos en donde Nuestra Iglesia Católica va en movimiento en el Espiritu Santo.


Para que este avivamiento sea activado unido con los 3 puntos importantes hay 3 testigos.
1. Reconocer a Jesús, Bautizarnos, Orar, Estar en su Presencia. Luego tienen que acompañarnos con nosotros testigos,

[1 Juan 5,7] “Tres son los testigos, el Espíritu, el agua y la sangre; y los tres están de acuerdo", estas tú de acuerdo? Jesús dijo, quienes se pongan de acuerdo en mi Nombre, ahí estaré yo presente. Dios siempre ha estado interesado en que Sus hijos disfruten de su presencia y por lo tanto alcancen una dimensión muy alta de relación con Él, de manera que se llevan a cabo los prodigios, señales y milagros. El problema es que se ha perdido esa fuerza, poder o fuego en la vida de la iglesia y de algunos hijos de Dios.

No es que carezcamos de fuego, sino de que este ha disminuido o se ha apagado.


CADA UNO DE NOSOTROS TIENE EL FUEGO DE DIOS

1. Tenemos un llamado y por lo tanto un don que cumplir con dicho llamado.
[1 Corintios 7,7; 1 Pedro 4,10].

A. Nuestro don tiene un fuego propio. [2 Timoteo 1,6]. Fuego que somos responsables personalmente de avivarlo, porque nadie puede avivar nuestro fuego.

2. Fuimos llamados al ministerio desde antes de la fundación del mundo. [Jeremías 1,5; Gálatas 1,15].

B. El proceso del llamamiento preordenado por Dios. [Romanos 8,29-30]. Y si lees Hechos 13,2 “Un día, mientras estaban celebrando el culto al Señor y ayunando, el Espíritu Santo dijo, “Sepárenme a Bernabé y a Saulo para el trabajo al cual los he llamado.” Entonces, después de orar y ayunar, les impusieron las manos y los despidieron.”

1) De antemano conoció. DISCIPULADO DEL PADRE EN LA ETERNIDAD PASADA. [Juan 6,45].

2) Predestinó a ser hechos conforme la imagen del Señor Jesús. [Efesios 4,13].

3) Llamó entre los judíos y gentiles. [Romanos 9,24].

4) Justificó. [Romanos 5,1]. Limpios delante de Sus ojos como si nunca hubiésemos cometido una falta. El pagó nuestra falta.


¿QUÉ APAGA EL FUEGO DE DIOS? ¿QUÉ ENCIENDE EL FUEGO DE DIOS?
1. La falta de búsqueda del Señor Jesús. Pobre o ausencia total de relación personal con el Espíritu Santo. (como decíamos Jesús es la Palabra, por medio de la Palabra adquirimos su Espíritu.

A. Una relación personal y profunda con Dios por medio del Espíritu Santo. ¿Por qué es necesario esta relación?

1) Él quien nos une al Hijo y al Padre.
2) Está morando dentro de nosotros.
3) Es necesario hacer dos cosas muy importantes.

A. Oración diaria. [Efesios 6,18; 1 Timoteo 5,17].

1) Orar por los que nos persiguen (hacen daño de palabra o de hecho).
[Mateo 5,44; Lucas 6,28].

2) Orar para que los problemas no se den en circunstancias adversas para resolverlos con éxito.

[Mateo 24,20; Marcos 13,18].
3) Orar para no entrar en tentación. [Mateo 26,41; Lucas 22,40,46).
B. Estudio de la Palabra de Dios La Biblia.

1) Ceguera espiritual y de conocimiento por falta de su lectura y estudio.
[Mateo 21,42; 22,29].

2) La Palabra de Dios produce fuego en el corazón. [Lucas 24,32,45].
3) Es exigente que cada uno nos dediquemos a la Palabra. [Juan 5,39; 1 Timoteo 4,13; 2 Timoteo 3,15].

4. La pobre asistencia a la iglesia. [Hebreos 10,23-25]. Al dejar de asistir a la iglesia se pierde lo que ocurre el día en que se ha faltado.
[Juan 20,24-28].

A. Es necesario y saludable la asistencia a la Eucaristía siempre que haya reunión o actividad en ella. Tomás dejó de recibir en ese momento el Espíritu Santo y la bendición ministerial apostólica, " Reciban el Espíritu Santo. A los que les perdonen los pecados, les quedarán perdonados, a los que no se los perdonen, les quedarán sin perdonar"[Juan 20,22-23].

B. Algunas razones por la cuales se deja de asistir.
1) Por problemas emocionales o sentimentales.
2) Por falta de dinero para el transporte, es decir buses o gasolina.
3) Por temor a los peligros de la calle.
4) Por problemas con algún otro miembro de la iglesia.
5) Por problemas en el ministerio que Dios nos ha dado.
6) Por fijarse más en los problemas que en las bendiciones. No es bueno darle mayor atención a lo malo que a lo bueno.

EL DESEO DE DIOS ES AVIVAR SU IGLESIA [Habacuc 3,2].
1. Al escuchar la genuina Palabra de Dios llega el temor por lo que conocemos de Él. La declaración de nuestra verdadera situación nos debe de hacer temer seguir en dicha situación.

A. La Palabra de Dios trae bendiciones y maldiciones si no la aceptamos porque solo en el Señor hay salvación.
(Deuteronomio 11,26; 30,1).

B. Lo importante y maravilloso es saber que Dios vuelve las maldiciones en bendiciones.
(Deuteronomio 23,5).

C. En medio de los años (tiempos) y circunstancias que se viven.

3. La iglesia necesita la compasión de Dios ya que sus actitudes le han enojado a Él. "En la ira, acuérdate de tener compasión".

4. Darla a conocer a la ciudad, país y el mundo entero. (Hechos 1,8). La manifestación de Dios y Su reino es a través de la iglesia gloriosa. [Hechos 5,12].

LA GLORIA DE LA CASA POSTRERA ES MAYOR QUE LA GLORIA DE LA CASA PRIMERA.
[Hageo 2, 4-9].

A . Es el arma poderosa para vencernos a nosotros mismos y a nuestros enemigos espirituales.
B . Es la manera cómo Dios hace la obra en medio de un mundo perdido y religioso.

CONCLUSIÓN
El fuego del don de Dios que tenemos dentro es nuestra mayor riqueza, por lo que debemos de hacer todo lo útil y necesario que esté a nuestro alcance para mantener ese fuego ardiendo con fuerza y autoridad. Somos los ojos, los oídos, la boca, las manos y los pies del Señor Jesús en la tierra. [Juan 20,20].


Este artículo ha sido visto veces.|» Ver otros mensajes

 


Comunidad MDJ, NY
"Proclamando la fe con Poder"
Neil Velez

 
©2010 Misioneros de Jesús, Internacional. Derechos Reservados